¡Nos vamos de boda!

¡Nos vamos de boda!

01/05/2020 | Dunkel | 1 comentario

Hoy las todasgamers nos vamos de invitadas. ¿Qué? ¿A dónde? ¡Pues de boda! Pero tranquilidad, no es la boda de ninguna redactora (de momento). Nos vamos de invitadas a repasar aquellos bodorrios que más recordamos en el mundo de los videojuegos. Ya sean protagonizados por el personaje principal, en misiones secundarias o en los que nos veamos metidas sin comerlo ni beberlo, y ¡hasta sin invitación!

Rena

Hay muchas bodas de las que se puede escribir porque son bonitas, necesarias porque el shippeo no se hace solo, de todo tipo porque hay distintos personajes a elegir… o reivindicativas. En Super Mario Odyssey nos sumergimos en la dinámica de siempre: Bowser rapta a Peach y Mario debe salvarla, añadiendo un plus: definitivamente el monstruo quiere casarse con ella y está reuniendo los accesorios y ropa necesarios para poder hacerlo, obligando a la mujer en la decisión.

¡Ojo, a partir de aquí hay spoilers!

Aunque es un cliché más que consumido, los juegos principales de Super Mario se siguen sustentando de ello y lo sabemos todes. Bowser, identificado como un monstruo masculino, rapta a la mujer blanca cis canónicamente bella de forma constante, rescatada finalmente por el hombre blanco cis. Al final del juego, cuando todo parece perdido (baia, nadie se piensa que Bowser vaya a ganar excepto él mismo) Bowser se lleva a Peach… ¡al Reino Luna! Donde hay montada una iglesia y Bowser está forzando a Peach a casarse. Falta decir que Cappy, antes de aterrizar, te regala un frac y un sombrero de copa blancos para que vayas de ocasión (yo me lo hice vestido de mexicano, muy surrealista). Ella, en un principio, no hace más que gritar sus cosas y pedir auxilio, como hace siempre. Mario llega en el momento justo, Bowser y él pelean… y Mario vence. Cuando se termina todo, ocurre lo inesperado: Peach habla por sí misma (metafóricamente, estos personajes casi no hablan) y deja claro que no quiere casarse con Bowser, ¡pero tampoco con Mario! Y se pira. Como una reina, se coge la nave y deja a los otros tiraos’. ¡OLE TÚ!

Por primera vez en la historia de los Super Mario principales, Peach está hasta el tutu de que la mangoneen y decide mandar a tomar por cú a Bowser y a Mario, porque ella no está interesada en esas cosas y mucho menos si es por obligación. Lo hace educadamente pese a la insistencia, porque sigue siendo de la realeza y, aun con todo lo que ha tenido que aguantar del fan pesao’, se despide de ellos con una sonrisa. Los otros dos se quedan tan destrozados… que hacen migas. Se entienden y Mario le da unas palmaditas a Bowser.
La mejor boda, sin duda.

Os dejo con el momento exacto en el que esta princesa decide volverse a Reino Champiñón (9:15).

akusokozan

The Witcher 3 tiene de todo: intrigas, juegos de cartas, una yegua que se buggea constantemente… ¡Y bodas! Bueno, en realidad es solo una, pero vaya boda que se nos queda. En el DLC Hearts of Stone, nuestro queridísimo Gerardo el Brujero se embarca en una aventura que yo considero macabra. En contraste con Blood and Wine, HoS está llena de tonos tristes y una historia más triste aún. Aun así, dentro de esa tristeza se encuentra una boda, una celebración de amor donde siempre corren las risas y la felicidad.

¡Ojo, que se vienen los spoilers!

Geralt llega al bodorrio porque Olgierd von Everec le encarga tres misiones muy importantes. ¿Una de ellas? Hacer que su hermano, Vlodimir, tenga la mejor noche de su vida. Geralt es el alma de la fiesta allá donde va, como todos sabemos, y no supondría mucho problema si Vlodimir no llevase años muerto. ¿Solución? Una buena posesión como se ha hecho toda la vida. En medio de todo esto tenemos a Shani, una antigua conocida de Geralt, que es la invitada de los novios de la boda a la que acuden Geralt/Vlodimir.

Las personalidades de Geralt y Vlodimir son tan distintas, y sus formas de actuar son tan dispares, que hacen de esta misión una auténtica delicia. En mitad de una historia tan triste como la que nos lleva por Hearts of Stone, nos encontramos con nuestro Geralt de siempre con una personalidad pícara, que habla a voces y sin filtro. En lo que dura esta boda, puedes seguir siendo Geralt de cuerpo, pero con una personalidad nunca antes vista en un brujo. Vlodimir tontea con Shani de forma abierta, bebe como un cosaco, y hasta se da de tortas con el resto de invitados.

En medio de esa temática de tristeza, de tonos grises y vacíos que nos llevan por la expansión de The Witcher 3, una boda así es un oasis. Los minijuegos son divertidos, la línea de la misión en sí es ridícula, y ver la imagen de Geralt haciendo contraste con la personalidad de Vlodimir hacen de esta misión una de mis favoritas de todo el juego en general.

Darkor_LF

La forma tradicional de terminar una historia suele ser la promesa de una boda. Aunque también es normal que todo termine con los enamorados partiendo de luna miel. Lo que ya resulta más raro es ver bodas que transcurran en medio del juego, con parejas establecidas o que lleven tiempo en una relación. Por eso resulta curioso que Final Fantasy XII empiece con una boda, la de Ashe con Rasler, un matrimonio esencialmente político, que busca unir los reinos de Rabanasta y Nabradia. La idea detrás de esta unión es consolidar una alianza que dé ventaja a ambos reinos respecto a los Imperios entre los que se encuentran. Aunque no se mencione en el juego, es canon que tanto Ashe como Rasler se querían y estaban a gusto con este matrimonio concertado, otra rareza dentro de estas historias de matrimonios forzosos. El problema que tiene esta pareja es que es breve, pues al poco de casarse, los Imperios de Rozaria y Arcadia entran en guerra. Rasler muere en una de las batallas iniciales y luego descubriremos que el reino de Nabradia quedó arrasado y casi deshabitado al terminar el conflicto (que se cierra con la invasión de Rabanasta). Esta muerte será la que defina al personaje de Ashe por completo y el juego vaya sobre su historia de venganza contra el Imperio de Arcadia. Por un lado se agradece que no sea Ashe quien acabe muerta para desencadenar la trama de un personaje masculino, por el otro, es duro ver cómo no tenemos nunca matrimonios felices ni duraderos en la ficción. La no inclusión de este tipo de relaciones, tanto matrimonios felices como parejas largas, es algo que lastra la ficción en general y que a estas alturas de la vida me aburre no tenerlas. Porque es quedarse estancandes en el eterno inicio de romance, dejando todo un mundo de relaciones sin explorar y que podría dar para cosas muy interesantes.

Azka

Si me lo permitís voy a hablaros de bodas en juegos pero como una opción para ti y alguien que tú elijas. Los MMORPGs se caracterizan por darte un mundo con casi infinitas posibilidades para el rol, incluida la de celebrar la unión entre personajes. Lo puedes hacer de modo totalmente imaginario, pero es muchísimo mejor si tienes dentro del juego elementos que te ayuden a darle realismo. Entonces la pregunta sería: ¿hasta dónde queremos que llegue ese realismo?

En Final Fantasy XIV tenemos la posibilidad de casarnos con ceremonia, invitaciones y vestuario acorde, el sueño de cualquier rolero. Tu pareja y tú podréis tener un vínculo especial dentro del juego gracias a los items únicos de este evento. Todo es maravilloso pero más real de lo que esperas, pues tu boda será muy diferente dependiendo de tu poder adquisitivo, y no me refiero al dinero que tengas dentro del juego. El plan básico para casarte es gratis, pero si quieres algo mucho más completo y con más opciones tienes dos planes de pago de 20 y 40 euros cada uno. Estos incluyen más regalos tanto para los recién casados como para los asistentes a la ceremonia, con cinemáticas, efectos y hasta una montura para dos. ¡Qué nivel de realismo! Tu personaje virtual, en un acto simbólico, puede mostrar qué estatus social tienes fuera de éste. Muchos pensaréis que eso ya se nota con los micropagos comúnmente asociados a elementos estéticos o sin peso sobre la jugabilidad como el caso de atuendos, monturas o mascotas. Ciertamente, y me parece lógico en un juego “gratuito”, pero que lo hagan los que ya cobran por juego y por mensualidad es el colmo del capitalismo. Que cada implementación en un MMO se tome como una oportunidad más para exprimir los bolsillos del jugador solo muestra lo difícil que es de mantener sin caer en un sistema Free to Play. O habría que matizar, y en realidad ya cayeron, pero están intentando distanciarse de ellos por creerse mejores, triples A, etc.

Dunkel

Si hay un juego en el que puedes hablar de bodas, y no de una, sino de las que te dé la gana, ese es The Sims. Llegar a casarse en Los Sims es relativamente fácil, podemos llegar a ese punto siguiendo tres sencillos pasos: elegir a la pareja, subir su relación en cuanto a amistad y romance para pasar a ser novios y por último realizar la petición. Por lo general la proposición suele ser aceptada siempre que tengan un nivel de romance superior al 50%.

Una vez comprometidos, podremos celebrar la boda. En el caso de la última versión de la saga, Los Sims 4, se nos presentan dos opciones: casarse de forma inmediata o celebrar un bodorrio por todo lo alto. Si elegimos la primera opción, nuestra pareja se podrá casar en la intimidad de su casa pero si elegimos la segunda… ¡ay madre! Realmente esto se convierte en toda una misión principal, ya que en el último título de Electronic Arts han implementado una especie de marcador en los eventos sociales. Es decir, en base a si logramos o no cumplir todas las tareas que nos marquen durante nuestra boda, conseguiremos la medalla de oro, plata o bronce, y cada logro irá acompañado de mejores o peores recompensas. Por ello, elegir el lugar, decorar, enviar las invitaciones, contratar un catering, camareros, no olvidar la tarta y por supuesto atender a los invitados se convierte en toda una experiencia que hace que casi, casi, se nos olvide lo más importante: ¡Yo había venido aquí a casarme!

Deathgazer

La lista de misiones que nos ofrece Skyrim es casi infinita y, por supuesto, alguna de ellas tiene relación con… el amor. ¡Donde hay amor, hay una boda!

En el templo de Mara de Riften, consagrado a la diosa del hogar y el matrimonio, te pedirán que ayudes a hacer llegar esta palabra amorosa a todos los rincones de Skyrim. Tendrás que cumplir una serie de misiones: ayudar a una mozuela a decidirse entre sus pretendientes, encontrar el fantasma de un caído en batalla a quien busca su esposa… llegará un punto en que los acólitos del templo, al fin agradecidos por tu labor (te han tenido viajando y questeando como una loca, básicamente), te regalarán un collar de la diosa Mara, que te permitirá… bueno, declararte. En el momento en que te equipes con la alhaja y hables con los NPC romanceables, desbloquearás un pequeño diálogo bastante escueto y directo, del tipo “Me interesas, nena”. El objeto de tus deseos estará dispuesto, claro que sí, a casarse contigo: sin restricciones de etnia, género o demás chuminadas. En este momento podrás decidir si quieres mudarte a casa de tu amante o adoptarlo en la tuya.

El matrimonio, por supuesto, viene con sus ventajas: tu pareja te cocinará una comida diaria (con beneficios en combate) y te pagará parte de las ganancias de su negocio. Si esta vida marital te aburre, ¡no te preocupes! Siempre puedes buscar a otro amante más entregado (o menos), matar a tu cónyuge o mandarlo a freír raíces de Nirn. Ya se sabe: nada dura eternamente.

Una vez yo estuve casada como tú, pero recibí un flechazo en la rodilla…

 

Como puedes ver, ha habido bodorrios de todo tipo en la memoria videojueguil de nuestras redactoras. Aunque seguro que se nos han quedado muchísimos sin mencionar. ¿Qué boda has echado en falta en el artículo? ¡Déjanoslo en los comentarios!

Cómprame un café en ko-fi.com

Dunkel
Dunkel @dunkel217

Acaricio gatitos durante el día. Horror addict. Diseño y desarrollo de videojuegos.

Rena
Rena @bolverkr

Pasionaria del Tales of Symphonia. Sincorazón obsesionada con el número 11. hack//. You cannot oppose fate, so... Blame your fate! Creadora del Insolente Color Rosita.

akusokozan
akusokozan @crisiscrisis_

Reina de la procastinación. Juego a cosas, escribo de cosas y leo sobre cosas. The Witcher 3 me absorbió el alma y desde entonces no he sido la misma.

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

Azka
Azka @AzkaLaura

Estudiando para hada madrina.

88deathgazer
88deathgazer

1 comentario
Ceci
Ceci 04/05/2020 a las 11:40 am

«Una vez yo estuve casada como tú, pero recibí un flechazo en la rodilla…» Jajajaajaj!! Gracias! Cuanto me hacía falta esto a falta de lunes!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: