Pausa siniestra para el café

Análisis de Yuppie Psycho Executive Edition

Análisis de Yuppie Psycho Executive Edition

Brian Pasternack acaba de llegar a la nueva oficina. En un maletín está su flamante oferta de empleo, que le asegurará un buen lugar en la sociedad y un buen sueldo. Sin embargo, como en toda obra de terror, las cosas no son lo que parecen. Tan pronto como se conecta a su ordenador de trabajo y conoce a Sintra, una IA de la empresa, Brian se da cuenta de que no va a ser un oficinista, sino que su trabajo consistirá en darle caza a la bruja que aterroriza al edificio.

Yuppie Psycho resulta un excelente título de terror. Sus mecánicas de survival horror nos colocan en un punto de vulnerabilidad que hace que cada encuentro resulte emocionante y tenso. A lo largo de la aventura tendremos que ir recorriendo los numerosos pisos del rascacielos de Sintracorp para encontrar a la bruja. Guardaremos usando papeles en las fotocopiadoras y nuestra salud se recuperará con una serie de alimentos (sándwiches, fideos, cafés y pizzas precocinadas). A nivel mecánico resulta un acercamiento más bien clásico al género, con sus puzles y sus secretos correspondientes.

Puedes cocinar en Yuppie Psycho.

Mecánicas de cocina en un juego de terror, el sueño

Donde más brilla este título es en el apartado artístico, con el pixel art al que nos tienen acostumbrados en Baroque Decay, más minimalista para entornos y personajes, y más manga para las cinemáticas y retratos. Esta dirección de arte sabe sacar mucho partido de sus elementos, creando una serie de ambientaciones muy variadas (el interior del ordenador, el piso de la exposición de arte o toda la parte de las oficinas) y de enemigos muy interesantes (destaco dentro del DLC el enemigo con cabeza de monitor). No duda a la hora de mezclar colores y estéticas (el gris de la empresa con el verde del bosque o el vaporwave) para crear un escenografía sorprendentemente heterogénea. Para rematar la atmósfera misteriosa y extraña del juego, a modo de coleccionable, podemos recuperar una serie de cintas de vídeo para el videoclub Misterio, estas cintas esconden un corto de imagen real que no tiene mucho que ver con la trama principal, pero igualmente son muy interesantes de ver. Este coleccionable está en línea con el diseño del juego, que recompensa la curiosidad aunque aparentemente suponga un riesgo.

Hablando de la trama, esta es dinámica y emocionante, llegando a enganchar bastante cuando nos vamos acercando al clímax. El mundo medio distópico que nos ofrece Baroque Decay resulta estimulante y divertido, no me importaría en absoluto que el terror de oficina se estableciese como subgénero propio. Los personajes, bien definidos por su diseño estético, gozan en la misma medida de personalidades y diálogos llenos de carisma. Desde el tímido y cobardón Brian (lo que justifica un poco su carácter tan pasivo a la hora de enfrentarse a los enemigos), a su excéntrica compañera Sosa, pasando por el inquietante Hugo. Y aunque estemos hablando de terror, Yuppie Psycho se atreve a jugar con el tono, introduciendo escenas que tiran más por la comedia o directamente la parodia.

Imagen de Yuppie Psycho, el protagonista está confuso.

Brian.exe dejó de funcionar

A medida que avanzamos y Brian se va adentrando en Sintracorp, nos vamos dando cuenta de la importancia de la familia fundadora en la trama. El DLC profundiza en ella, hablándonos un poco más de la hija y qué relación tiene con la bruja. Para ello exploraremos varias zonas nuevas a mitad de la aventura, algo parecido a lo que hace el DLC de Bloodborne. Estas zonas son grandes y en ellas nos enfrentaremos a una serie de nuevos peligros. Ya hablé anteriormente de las cinemáticas, que resultan especialmente interesantes en esta parte, dejando una serie de imágenes y escenas muy evocadoras (y terroríficas, en serio, pasé bastante miedo jugando la recta final).

Este DLC es una ramificación del juego base, por lo que cuenta con sus finales correspondientes y hay que realizar una serie de acciones específicas para desbloquearlo. Por esto recomiendo jugarlo una vez acabada la historia principal, ya que sube la dificultad de la jugabilidad y además se entiende mejor la trama si se conoce bien la historia previa. Esto no supone gran problema ya que el juego separa los guardados con lo que es fácil volver a puntos previos.

Yuppie Psycho es un juego de terror muy redondo y original, que a pesar de contar con numerosos referentes y beber de otros títulos (Resident Evil o Silent Hill, por ejemplo), consigue establecer su propia identidad. Los personajes, lugares y la trama te atrapan con su atmósfera inquietante. Creo que con el terror psicológico a veces se puede pecar de tirar en exceso por el sufrimiento de los personajes o hacer que la historia se sienta repetitiva, pero Yuppie Psycho consigue mantenerse fresco a través de sus giros de guión y cambios de escenario. Si ya era sobresaliente, ahora con los nuevos añadidos resulta casi un imprescindible para cualquier fan del terror.

Clave de prensa facilitada por Baroque Decay.

 

Cómprame un café en ko-fi.com

Kitttsune
Kitttsune

Ilustradora amante de los gofres y los gatos.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: