Vivi, los Magos Negros y el sentido de la existencia

Vivi, los Magos Negros y el sentido de la existencia

Una vez más, vuelvo a hablar de los personajes de Final Fantasy IX, en una nueva muestra de que tener colores alegres y aspecto cuqui no lo hace poco profundo. Quizás me recordéis de anteriores artículos, donde hablé de cómo al inicio del juego Garnet es tratada como un objeto más que como una persona, principalmente por Yitán siendo un PUA; también hablé de las formas que tienen los tres soldados del juego de entender la lealtad y la fidelidad; o cómo no todo es dramático en el juego y queda siempre hueco para la comedia o loar la amistad. También hablé de Kuja y cómo me fascina como villano (y por ser un dramas), en el que se ve uno de los temas centrales del juego: la idea del sentido de la vida y de la propia muerte.

A continuación van spoilers del juego. Durante el tramo final del juego, en Terra, Kuja, en contra de lo que pensaba, no es inmortal. En un acto de madurez, decide que si él no vive, nadie lo hará, por lo que se marca como meta ir al origen de todo y destruir la existencia misma. El miedo a la muerte de Kuja es lo que marcan las últimas batallas y el enfrentamiento final con Tiniebla Eterna, que quiere volver todo a un estado de no-existencia, donde no hay sitio para el miedo, ni el dolor, ni la muerte.

El tema de la muerte es algo recurrente en la saga y se ha tratado de diversas formas (spoilers del FFVII en adelante): la muerte de Aeris es uno de los grandes traumas videojueguiles; la teoría sobre Rinoa/Artemisa tiene como base la muerte de Squall; una de las escenas más impactantes que recuerdo de Final Fantasy X es Yuna bailando y enviando las almas de los muertos para que no se transformen en monstruos; en Final Fantasy XII la muerte de Rassler define totalmente la trama de Ashe; en el final de Final Fantasy XV es el sacrificio de Noctis, muriendo para asegurarse de que salga el sol. Y en Final Fantasy IX envuelve todo el juego, de una forma u otra, y el personaje que mejor lo representa es Vivi.

Vivi tiene el aspecto de un mago negro clásico. Es uno de los personajes más jóvenes, con una edad aparente de 9 años (he leído alguna vez que tiene seis meses) y para acentuar su aspecto infantil su diseño es redondeado, recordando a un bebé, además de que una de sus características es que es torpe, siendo recuerrente que se tropiece al andar. Vivi es un personaje que grita “Protect at all cost!” con solo verlo, y cuando habla quieres secuestrarlo y alejarlo de este cruel y oscuro mundo.
Todos los personajes tienen una catch phrase inicial, que definen quiénes son y sus mayores temores y anhelos: la abnegación, la tristeza, el dilema, la búsqueda, la inocencia,  la desesperación, el orgullo y el desamparo.

En orden de aparición, de izquierda a derecha, de arriba a abajo. Fuente: captura propia

Que la frase de Vivi sea acerca de la existencia no es trivial, ya que al inicio del juego descubrimos que Vivi no es un personaje único sino que hay más seres como él, aunque se revelan ser automátas creados artificalmente a partir de Niebla (que más adelante descubriremos que no son más que las almas de los habitantes de Gaia) con el único propósito de ser armas vivientes. Más adelante, viajaremos al Continente Exterior y descubriremos a un Mago Negro haciendo la compra mostrándonos que un grupo de Magos han despertado y han huido del conflicto, viviendo su corto tiempo de vida en una aldea apartada, tratando de vivir como personas normales (el Mago encargado de la tienda nos regaña si no usamos la entrada principal).
Aquí Vivi descubre que no es el único Mago Negro con conciencia, además de descubrir que tienen todos un tiempo de vida limitado de un año aproximadamente. Algunos Magos, como nº 56, no terminan de entender qué es la muerte, refiriéndose a ese estado como dejar de moverse y sin llegar a comprender por qué se esconde a los que se dejan de mover bajo tierra, porque estarán perdidos de tierra. En cambio, nº 288 sí es consciente de que dejar de moverse no es algo temporal sino permanente, hecho que comparte con Vivi.

Vivi ya estaba en una debacle existencial tratando de saber qué y quién era, esto le sume aún más en un mar de dudas: es posible que muera antes de conocer las respuestas. Cuando el grupo abandona la Aldea al día siguiente, no esperan que Vivi se les una, ya que ese parece ser su sitio y puede pasar lo que le queda de vida entre iguales. Pero Vivi se va a petición del resto de Magos, que quieren que vuelva y les cuente sus aventuras, ya que ellos no pueden abandonar el lugar, a riesgo de que les ataquen o les capturen y vuelvan a ser máquinas de guerra. Ya que no pueden salir fuera, depositan sus esperanzas en el más joven.

Más adelante, tras volver de Terra, destruida por Kuja y su locura, tienen una nave llena de genómidos, seres también creados artificialmente, muy inteligentes y recipientes vacíos sin alma, receptáculos para cuando vuelvan las almas de Terra. Los génomidos son seres para los que nunca ha pasado el tiempo: saben mucho, pero no han llegado a vivir. En Bran Bal, su hogar, había un lago de agua quieta. En la Aldea de los Magos Negros, el agua que encuentran es un río que fluye.
Ambas razas tienen en común que han sido creadas artificialmente para ser usados por otros y que les han robado el tiempo: a los genómidos el pasado, ya que han vivido, pero sin experimentar, “pareciendo niños jugando a ser adultos”; a los Magos Negros les han robado el futuro, tienen como mucho un año de vida (menos, porque deben despertar antes). En ambos casos sólo les queda una cosa: el presente. Vivir la vida como mejor puedan en el tiempo que se les ha dado.

Por otro lado, Vivi sigue adelante con sus amigos, pensando sólo un poco en el futuro y el presente, cumpliendo el destino que les ha acabado tocando a todos: salvar el mundo. Aunque ese acaba siendo el propósito final, lo que sucede mientras es lo que configura la existencia de Vivi: las aventuras y desventuras con sus amigos son lo que le dan sentido a su existencia, las muestras de cariño y lealtad de estos. Porque a veces las grandes preguntas tienen respuestas sencillas.

LAS VIDAS DE LAS PERSONAS PASAN POR DELANTE DE SUS OJOS ANTES DE QUE MUERAN, Y EL PROCESO SE LLAMA “VIVIR”.
La Muerte.

El país del fin del mundo, Terry Pratchett, 1998.

Cómprame un café en ko-fi.com

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: