Jazz & Bullets

Análisis de Pecaminosa: A pixel noir game

Análisis de Pecaminosa: A pixel noir game
  • Desarrolladora: Cereal Games.
  • Plataformas: PC, Nintendo Switch, PS4 y Xbox One.
  • Año de lanzamiento: 2021.

Los clásicos nunca pasan de moda. Los videojuegos de estética retro tienen gran cantidad de fans, y por este motivo las desarrolladoras, especialmente independientes, cuidan mucho este aspecto en sus títulos y lanzan con relativa frecuencia juegos que nos recordarán a nuestras partidas con la Sega MegaDrive o Super Nintendo.  Es por eso que Cereal Games, estudio localizado en Portugal, decidió inspirarse en The Legend of Zelda: A Link to the past para crear su propio RPG. Pero lejos de centrarse en la habitual fantasía heroica que suele recrearse en estos títulos, dieron un paso más allá al ambientarlo cronológicamente en la década de los 40.

Pecaminosa: A Pixel Noir Game nos traslada directamente al cine negro americano. El detective John Souza, de origen portugués, se encuentra en un punto muerto en su carrera. Perdido en la bebida y sin expectativas amorosas ni profesionales, es visitado por el fantasma de Charlie “Two Angels”, un mafioso muerto a sus manos. Y tras este momento tan Scrooge, se encuentra en la tesitura de ayudar al criminal a llegar al cielo, localizando a todos sus antiguos esbirros y enviándolos al otro mundo. Iremos conociendo entonces la decadente ciudad de Pecaminosa, consumida por la delincuencia y la corrupción. Pero no solamente recorreremos sus calles, sino que el camino de Souza nos llevará al desierto e incluso a más de un destino inesperado.

Una habitación tremendamente hortera

Oh God why

Al igual que sucede con Blasphemous (otra joya del videojuego europeo), en Pecaminosa necesitaremos una importante dosis de paciencia. Esbirros, perros guardianes, ratas que transmiten enfermedades… Es extremadamente sencillo morir en esta ciudad, y nos ofrece múltiples maneras de que esto ocurra. Nuestra barra de vida dependerá de nuestro nivel y de las habilidades que escojamos (llamado sistema L.I.F.E.). Esta misma selección de talentos determinará no solamente nuestra resistencia, sino también la suerte de hallar determinados objetos, frases en conversaciones y daño en las batallas a los jefes. Porque este aspecto es fundamental, y si por algo se caracteriza Pecaminosa es por la dificultad en los combates. En ningún momento de mi partida encontré un boss fácil de derrotar, sino que todos ellos ofrecían un desafío largo y complejo. Aparecerán ante nosotras mecánicas cambiantes, multitud de enemigos menores que nos harán la vida imposible y no solamente eso, sino que también los recursos jugarán en nuestra contra y tendremos que economizar balas si no queremos terminar acompañando al bueno de Charlie.

La evidente inspiración en los retro RPG está más que patente desde el primer momento con su estética pixel art. A veces, sin embargo, desluce un poco, ya que los escenarios son bastante simples y al desplazarnos por los mismos no suelen llamar la atención demasiado. Eso sí, es fundamental un excelente manejo del entorno si queremos llevar a cabo con éxito nuestra misión. La cantidad de NPCs es inmensa, y podremos interactuar con todos ellos de mayor o menor manera. Estas conversaciones irán variando conforme avancemos en la historia, y en ocasiones será necesario seleccionar cuidadosamente las frases que les dirijamos si queremos progresar. Los enemigos son muchos y variados, llegando a sorprendernos en varias ocasiones por su diseño y características.

Pantalla de morirse

He visto esta pantalla más veces de las que querría

La banda sonora del juego es, tal y como exige la temática y ambientación, sobria. Está compuesta por temas de jazz, con trompeta y piano como protagonistas, y acompaña al desarrollo de nuestra partida como si de una película se tratase. Eso sí, hay ciertos escenarios en los que no resulta muy coherente con la trama, y nos puede sacar de la experiencia de juego si le prestamos mucha atención, sobre todo cuando nos acercamos al final. Podemos disfrutar de todas las canciones que componen su banda sonora desde el principio, teniendo disponible un gramófono en la propia pantalla de carga. No hay actores de doblaje, con lo que nuestra aventura está basada en textos como si de una película de cine mudo se tratase, y el juego está íntegramente en inglés.

El cine negro y los videojuegos acerca de detectives cuestionables están en boga. Ya os hemos hablado de Chicken Police: Paint it red!, Call of Cthulhu: The official videogame o el recién lanzado Chronicle of Innsmouth: Mountains of Madness. Pecaminosa: A pixel noir game nos lleva de nuevo por este mismo camino policíaco, investigando la desaparición de un compañero y, además, ayudando a un mafioso muerto a llegar a las puertas del paraíso. Hay algunos giros de guión, no del todo inesperados, pero que nos llevarán por caminos sorprendentes cuanto  menos. Esto hace que, aunque el juego pueda parecernos un poco lento en algunas misiones, queramos avanzar y conocer más sobre la trama. Quizá el punto débil es el fin abrupto de la trama, pero desde luego el camino hasta allí no se nos hará pesado. Es por eso que Pecaminosa me ha resultado muy entretenido y bastante ameno, a pesar de la dificultad de algunos combates (y mi poca paciencia). Desde luego gustará a todos aquellos nostálgicos de los RPG y amantes de la investigación y los desafíos.

Copia de prensa facilitada por Cereal Games

Cómprame un café en ko-fi.com

Alystrin
Alystrin @Alystrin

Un día me dieron un mando y así me ha ido

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: