¡Left 4 Dead en el espacio!

Primeras impresiones de The Anacrusis

Primeras impresiones de The Anacrusis

Cualquiera que nos lea de forma habitual ya sabrá que The Anacrusis era un lanzamiento que esta redactora esperaba con muchas ganas. Este título, que promete repetir esa fórmula de Left 4 Dead que tanto nos gusta, llega después del agridulce recibimiento de Back 4 Blood. Y es que si bien su sistema de cartas es ciertamente curioso, no ha sido del gusto de todo el mundo, entre otras cosas.

The Anacrusis es un FPS (first person shooter) cooperativo de ciencia ficción, donde encarnaremos a Guion, Nessa, Liu y Lance. Ha visto la luz en una versión early access que promete horas de diversión con colegas. Asimismo, cuenta con crossplay con otras plataformas y consolas. De momento, no es posible jugar en solitario con un grupo de bots manejados por IA. Aunque, por otra parte, he de admitir que la creación de un grupo con personas aleatorias es bastante rápida.

El título está dividido en cinco episodios, tres de ellos disponibles para jugar y dos que verán la luz más adelante. Además, en el momento de escribir estas primeras impresiones, todavía no es posible elegir un personaje o un punto de inicio para el capítulo. Hechos que, a decir verdad, me han desencantado bastante por considerarlos, junto con el juego en solitario, algo básico.

Es de asumir que encontraremos dichas opciones más adelante, ya que sí podemos acceder a un apartado de personalización. Aquí podremos elegir, en un futuro, la estética de algunos elementos del juego: fondo para el nombre de perfil —único elemento personalizable en estos momentos—, acción que realizará el personaje al accionar el comando Emote y títulos que acompañarán a nuestro alias. También podemos ver que habrá variedad de aspectos tanto para las armas como para los personajes.

En The Anacrusis, la premisa es sencilla. Nos encontramos en The Isolode, una especie de crucero espacial de lujo en el que, aparentemente, toda la tripulación —a excepción de cuatro supervivientes— ha sucumbido a un ataque alienígena. De este modo, equipos de cuatro personas, tomarán el control de dichos supervivientes y tratarán de abrirse paso a través de enemigos de lo más variopintos.

La historia se nos transmite tanto a través de pequeñas cinemáticas como mediante los diálogos que podremos escuchar y leer a lo largo de nuestra aventura. Aunque, como suele ocurrir en este tipo de juegos, en ocasiones nuestra atención estará demasiado enfocada a sobrevivir como para atender bien a lo que nos están diciendo. En este sentido cabe decir que, actualmente, el juego solamente se encuentra disponible en inglés. Aunque se prevé que en algún momento llegará en varios idiomas, entre ellos el nuestro.

zona de restauración

Como he mencionado anteriormente, The Anacrusis se encuentra dividido en varios episodios, dejándonos acceder a los tres primeros, aunque no seleccionar un punto de inicio. Esto significa que si en algún momento decidimos dar por terminada la sesión antes de finalizar el capítulo y regresar en otro momento, la próxima vez deberemos comenzar desde el principio. Esto puede suponer un dolor de cabeza, dado que a menudo nos encontraremos con combinaciones mortales de enemigos especiales que no harán del trayecto un paseo precisamente. Por su parte, una vez finalizado el episodio, podremos ver un pequeño desglose de las estadísticas del nivel.

Al parecer, el título se adapta a nuestro modo de juego a través de la Director 2.0, una IA que controla prácticamente todo lo que ocurre: desde los escáneres de salud que aparecen hasta los enemigos. Aunque esa no fue la sensación que me dio. Más bien, todo apunta a que la aparición de especiales no está del todo regulada y necesita un repaso, independientemente de cómo se juegue. Aunque no debemos olvidar que estamos ante un early access. Por su parte, esto puede desembocar en dos vertientes: disfrutar de una sesión de juego con amigos, tomárselo como un reto y avanzar hasta que el grupo aguante, tantas veces como sea necesario o apetezca. O abandonar el juego a la espera de una actualización.

Por el momento, The Anacrusis no cuenta con selector de dificultad y debemos atenernos a lo que hay. Así que es importante tanto la coordinación con el resto del equipo como tratar de aprovechar los elementos que nos ofrece el nivel. Encontraremos diferentes tipos de granada, con resultados de lo más interesantes, así como armas potentes de uso limitado e incluso torretas, que podremos colocar estratégicamente. Asimismo, encontraremos escondidos a lo largo del mapa una serie de potenciadores que podrían ayudarnos a afrontar el episodio. Aunque tratar de dar con ellos puede significar que nos sorprenda un combo de especiales no demasiado agradable. Y en algunos momentos tocará plantearse si merece la pena correr el riesgo o seguir adelante con lo puesto.

The Anacrusis también cuenta con la opción de partida rápida, a través de la cual accederemos a un episodio de forma aleatoria. Además, encontraremos retos semanales y, próximamente, temporadas. Actualmente, nos encontramos en la Season Zero y Stray Bombay cuenta con una hoja de ruta que podemos seguir en diversos canales para estar al tanto de próximas actualizaciones.

En cuanto al juego en grupo, cabe decir que el título no cuenta actualmente con un chat escrito, forzando la comunicación por voz o a través de señales más o menos ingeniosas. Aunque de lo que sí dispone es de opciones para deshabilitar el chat de voz e incluso silenciar a aquellas personas con las que se coincide a través de las partidas aleatorias. Una herramienta que me ha parecido de lo más útil.

discoteca y humo enfundado en insolente color rosita

Personalmente, tengo sentimientos encontrados hacia The Anacrusis. Trato de aferrarme a la idea de que es un early access y que tiene muchísimo potencial, pero la realidad es que la forma en que nos ha llegado no deja de parecerme una demo. Una muestra de lo que llegará a ser en algún momento. Promete ser un juego ideal para sustituir a Left 4 Dead en nuestras bibliotecas y darle su merecida jubilación, sobre todo porque Bombay Stray tiene en consideración a la comunidad modder. Y a su vez puede dejar un regusto descafeinado. Aunque a lo mejor se debe precisamente a las condiciones en que nos ha llegado.

Tampoco ayuda el hecho de que falten cosas, a mi parecer, básicas como un selector de niveles para los episodios, la posibilidad de elegir personajes o los múltiples idiomas en los que dicen que el juego estará disponible. Y ello si pasamos por alto la ausencia de juego en solitario, un selector de dificultad o la falta de regulación en la aparición de especiales. Una serie de elementos que harían de The Anacrusis un título bastante más completo.

Todo esto, además, teniendo en cuenta que tuvimos la posibilidad de jugar de forma anticipada para descubrir que dicho contenido fue el que, días después, se abrió al público en general sin ningún tipo de cambio. La sensación de que estamos ante poco más que una demo se incrementa por momentos. Pero no me gustaría terminar estas primeras impresiones con una nota desagradable.

Confío y espero que Bombay Stray tiene mucho que ofrecernos y, aunque nos hagan esperar, llegará a su debido tiempo. The Anacrusis es un juego divertido y con grandes ideas. El pulso con el que apartamos de nuestro alrededor a los enemigos, la forma en que revivimos a los componentes del grupo caídos, la diversidad de efectos de las granadas y sus personajes son mis grandes favoritos. Los enemigos especiales, si bien algo injustos cuando forman una mala combinación, me parecen bastante originales. Y la estética que lo envuelve todo le da un toque diferente que, si bien no parece pegar mucho con lo que se espera de un sucesor de Left 4 Dead, tampoco desentona.

Además, el hecho de que los aliens básicos con los que nos encontramos vayan vestidos con ropa humana da lugar a muchas teorías. Pero para eso habrá que esperar a conocer la historia completa que nos tienen preparada en The Anacrusis.

Clave proporcionada por Stray Bombay.

Cómprame un café en ko-fi.com

Aonia Midnight
Aonia Midnight @AoniaMidnight

Curiosa, reflexiva y torpe // Palomitas y cerveza // Psicóloga porque lo dice un título // Mi mente está llena de mundos en los que evadirme // Nothing is true, the cake is a lie

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: