Buscar

Todas Gamers

Pibones jugones comentan videojuegos en tu zona

Autor

roguequit

Tirana de lo cuqui. Presento @elpugcast porque mi referente periodístico es la Rana Gustavo. Me fui a buscar el Nuclear Throne un día y aún no he vuelto. Si me veis por ahí, enviad ayuda. No, en serio.

Multijugador local: ese animal en peligro de extinción (II)

Nota: el título provisional de este artículo era “Pizza y doritos: siete multijugadores locales para sacar lo mejor de las tardes con tus amigos”. Creo que sigue vigente, en cierto modo.

En la era del multijugador online, en la que el couch-coop comienza a escasear dentro de los juegos AAA, los estudios indie han seguido satisfaciendo las necesidades de aquellos cuyo plan de sábado noche ideal incluye patatas fritas, un salón amplio y varios mandos frente al televisor. Aquí os dejo una recopilación de mis juegos multijugador local favoritos de los últimos años para que os divirtáis tanto como yo probándolos con vuestros amigos. Seguir leyendo “Multijugador local: ese animal en peligro de extinción (II)”

“A mí no me gustan los puzles, pero…” Análisis de Slayaway Camp

Si habéis leído y escuchado algunas de las otras cosas que he publicado en esta misma web, probablemente ya sabéis que me apasiona Pokémon. No obstante, siempre ha habido un diseño de niveles recurrente en la saga principal de esta franquicia que me ha sacado de quicio: las zonas de hielo. Pequeños puzles que solían aparecer cuando ya nos acercábamos al final del juego y entrábamos en la obligatoria área invernal, con su suelo congelado sobre el que teníamos que deslizarnos en el orden correcto para poder avanzar o seguir explorando. Desde tiempos inmemoriales las encuentro extraordinariamente frustrantes y un tanto amargas porque, en cierto modo, simbolizaban que aquel juego que estaba disfrutando tanto estaba próximo a terminarse.

Seguir leyendo ““A mí no me gustan los puzles, pero…” Análisis de Slayaway Camp”

Larga vida al dinosaurio de lanita

Probablemente tiene sentido, teniendo en cuenta que Poochy & Yoshi’s Woolly World (3DS) es un juego en el que el emblemático personaje de Nintendo se desplaza en un mundo hecho de tela y lana gordita, como la de los jerseys calentitos de invierno, pero si tuviese que elegir una sola palabra para describir este juego, me quedaría con suave. Más suave de lo que cabría esperar de un juego que es, esencialmente, un port de la versión de WiiU (con algunas novedades y añadidos) que se traslada a una consola con menos potencia, que está al final de su ciclo, y que ya comenzaba a tener problemas para dar la talla con algunos de sus lanzamientos más recientes. Pero lo cierto es que este Yoshi de 3DS resiste el tipo en el apartado técnico de una forma muy digna. A pesar de algún glitch gráfico extremadamente ocasional, el juego funciona fluido, conserva la estética y, por primera vez en sabe Dios cuánto tiempo, utiliza propiamente el 3D integrado en la portátil de Nintendo.

Seguir leyendo “Larga vida al dinosaurio de lanita”

Cinco meses después de su salida, volví a jugar a Pokémon Go

En los primeros días de Pokémon Go, cada vez que subías al transporte público podías ver, sin esforzarte mucho, al menos dos o tres personas jugando. A veces eran niños y a veces eran adultos; pero, principalmente, eran jóvenes de entre dieciocho y veintitantos, aprovechando su camino hacia donde fuese para atrapar unos cuantos bichos. Y cuando ibas a un parque, podías distinguir claramente entre dos tipos de personas: las que simplemente estaban allí, paseando, y las que estaban experimentando el entorno de una forma totalmente distinta, a la búsqueda de las zonas en las que aparecían Pokémon raros y lugares con varias Poképaradas juntas donde poner cebos para optimizar el tiempo de caza. Cuando alguien colocaba en ellas estos objetos, los jugadores se reunían allí y charlaban mientras capturaban, como si fuesen amigos de toda la vida. Era como si siempre hubiese habido allí una ciudad secreta, oculta a nuestros ojos, y que por primera vez podíamos explorar.

Seguir leyendo “Cinco meses después de su salida, volví a jugar a Pokémon Go”

Los videojuegos serán adorables o no serán

Los señores de Sony y Microsoft llevan un par de meses muy empeñados en que nos demos cuenta de que ahora lo que mola es jugar en 4K. O al menos, eso es lo que dicen ellos. Y a pesar de que entiendo cuál es el atractivo de los gráficos que casi se ven mejor y más definidos que la vida real, tengo que reconocer que todo este drama alrededor de la PS4 Pro y la Project Scorpio y cuál va a ser la calidad visual de nuestros futuros videojuegos me ha pillado un poco fuera de onda. Porque para mí, en la mayoría de ocasiones, la magia de la estética de un videojuego no reside en que éste sea particularmente realista sino en que tenga un estilo que sea, a falta una forma mejor de expresarlo, mortalmente cuqui. Seguir leyendo “Los videojuegos serán adorables o no serán”

Si sangra, podemos matarlo: sobre la menstruación y los videojuegos

Hay una escena en la película Alien, de Ridley Scott, en la que una de las criaturas alrededor de las cuales gira la película se abre paso a través del estómago de John Hurt – donde había estado gestándose – hacia el exterior, dejando todo cubierto de sangre en el proceso. El personaje se retuerce de dolor, y este suceso le lleva a la muerte. Aunque sé que lo que esta escena pretende representar es un parto, cuando vuelvo a verla no puedo evitar pensar que así es como se siente la menstruación a veces: como si tuvieras un pequeño bichillo alienígena creciendo en tu interior y luchando por salir fuera.

Seguir leyendo “Si sangra, podemos matarlo: sobre la menstruación y los videojuegos”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑