Hopepunk en tiempos de cinismo

Hopepunk en tiempos de cinismo

Hace unas semanas volvió el tema del hopepunk a mi TL de Twitter. El hopepunk, para la gente despistada, es una etiqueta/corriente/como quieras llamarlo que se fundamenta en que el mundo es gris y terrible, pero no por ello hay que dejarse llevar por la desesperanza. Una de las características de las historias hopepunk es que la gente se preocupa la una por la otra. No todo es color de rosa ni las cosas son fáciles ni sencillas como hay personas empeñadas en decir, debido a que el hopepunk surge como oposición al grimdark. Otro de los comentarios que surgen también en contra es que tenga la palabra “punk”. Esta palabra debe estar en el nombre por un mensaje que no dejo de ver por mi Twitter de vez en cuando: el verdadero punk hoy en día está en ser amable. Es algo que cada día tengo más claro que es cierto. Ser amable y establecer una red de cuidados es revolucionario y anticapitalista. Y es algo difícil de crear porque va en contra de la narrativa que vivimos.

El ser humano está hecho de historias, y el cómo estas historias influyen en nuestra memoria y forma de pensar es algo que me fascina. El ser humano repite patrones de forma constante, somos animales de costumbres y la alteración de las rutinas nos afecta. No hay más que pensar en lo que nos destroza el cambio de hora. Así que a veces es complicado contar determinadas historias. Un ejemplo fácil y rápido son los videojuegos. En muchas de las historias llevamos a un único personaje. En los RPGs y otros juegos es más común tener un grupo o ir acompañado. Pero las historias que nos cuentan suelen tener siempre el foco en un único personaje. Sí, nuestres acompañantes tienen sus arcos y sus historias, pero el foco siempre lo lleva el protagonista, como en Dragon Age: Inquisition. Las historias más épicas siempre acaban por tener el foco en EL ELEGIDO, y es algo que se reproduce en el resto de historias. Aunque hay excepciones.

Mad Max es hopepunk. Señaladme los unicornios, la purpurina y la historia donde la gente no sufre

Como, efectivamente, en la saga Final Fantasy. En Final Fantasy X y Final Fantasy IX manejabas a otros personajes durante la aventura. Concretamente, en Final Fantasy IX la historia era mucho más coral y en algunos momentos dejabas de manejar a Yitán, que no sólo quedaba fuera del grupo, sino también de la narrativa para pasar el foco a otros. Además estaban las STA, secuencias que te mostraban qué hacía el grupo cuando os separabais (originalmente se planificó para que se pudiera ver siempre). Por otro lado, en Final Fantasy X puntualmente dejabas de manejar a Tidus. Esta forma de contar las historias se perdió por completo en Final Fantasy XII, donde siempre llevaremos a Vaan pese a que el juego no quiere contarnos su historia. En Final Fantasy XV pasa algo similar y hasta un año después no pudimos siquiera tener el control de los otros personajes, y las historias que exploran más del resto de compañeros del grupo aparecieron en DLCs no incluidos en el juego base y a lo largo de un año.

Si nos vamos a historias épicas, aunque haya un grupo la historia no deja de centrarse en el héroe. Quizá una excepción en este aspecto sea El Señor de los Anillos, donde la historia va pasando por los distintos personajes y las desventuras por conseguir que Frodo destruya el Anillo Único. Por contra, están el UMC y las películas de Vengadores. Sí, son un grupo que trabaja unido y la escena de Portals me pone blandita con sólo oír la música, pero el foco de la historia se centra en determinados personajes. Y por determinados personajes me refiero a Tony y Steve, y ahora es cuando volvemos a los cuidados. Spoilers de Civil War en el siguiente párrafo.

En los últimos años, One Piece ha adquirido un tono muy hopepunk. Y el inicio es este

¿Cuántos problemas se podían haber ahorrado si Tony y Steve hubieran tratado de dialogar sobre sus sentimientos durante cinco minutos? ¿No estamos de acuerdo en que el final de Civil War se podría haber suavizado mucho más si TONY Y STEVE HUBIERAN HABLADO ENTRE SÍ UN RATITO? Ya no es sólo el tema de la gestión emocional de este problema en concreto, es que en esas películas es complicado que la gente hable de sus sentimientos. Salvo si son un chico y una chica que están estableciendo o tienen una relación heterorromántica. Como siempre, hay excepciones y se nos muestran diversos tipos de amor, pero los personajes no se paran nunca a hablar de cómo sienten ni sobre su relación con los demás. Están liades salvando al mundo. El problema en la ficción es que la gente está siempre ocupada salvando al mundo y se les olvidan las cosas.

Volvamos a El Señor de los Anillos. He comentado antes que era una excepción por la forma de narrar, dividiendo los puntos de vista. Pero es una excepción en otro aspecto: se preocupan entre ellos. Sam se preocupa por Frodo, Aragorn se preocupa de los hobbits perdidos, Merry se preocupa por Pippin y viceversa, Eowyn se preocupa por Theon… Podría seguir un buen rato, pero creo que sabéis por dónde voy. Toca volver a hablar de Final Fantasy IX, que me recuerda mucho a El Señor de los Anillos, no sólo porque la historia reparta los puntos de vista sino por la gente que se preocupa la una por la otra. El juego está lleno de pequeños momentos donde aparecen los personajes cuidando por los demás de muchas formas: Steiner es paternalista con Vivi y con Eiko; Freija deja de lado sus deseos de venganza por ayudar a Garnet; Yitán y Garnet actúan como hermanos mayores de Vivi y Eiko, los más pequeños del grupo, y se preocupan también por Quina. El arco de personaje de Amarant va de cómo se da cuenta de que “arrastrar” a los más débiles contigo no te debilita, sino que sirve para crear un red que proteja a todes. Final Fantasy IX va de muchas cosas, y una de ellas es de establecer redes de cuidados y ser amable.

Porque también es raro ver personajes genuinamente amables. Ser amable en videojuegos se recompensa, pero te preguntas muchas veces si cumplirías misiones si no esperaras una recompensa a cambio. Esto es debido a que no interactuamos lo suficiente con la gente o nos dan un recipiente tan vacío que cuesta tener esa empatía si no la traemos de casa. Por eso me choca tanto Horizon Zero Dawn, uno de los juegos que más me han gustado en los últimos años. Y lo ha hecho por la amabilidad que demuestra Aloy, un personaje que tenía todas las opciones de ser cínica y solitaria acaba por ser amable y cariñosa con todo el mundo. Aloy se preocupa por los demás, no porque quiera algo a cambio sino porque es lo correcto. Y es revolucionario.

Cuidar de los demás es revolucionario y anticapitalista por muchos motivos: no competimos entre nosotros, compartimos, nos cuidamos. Es muy fácil ser cínico y solitario. Es mucho más sencillo siempre mirar para otro lado e ir de antisistema sin pensar en los demás. Hablar de anticapitalismo es hablar de interseccionalidad, entroncar todas las luchas porque el capitalismo es hegemónico, blanco, cis, patricarcal y colonialista. No se puede construir un mundo nuevo y mejor si lo hacemos cometiendo los errores del antiguo y aplastamos a los de abajo. Por eso el hopepunk me gusta tanto. Me gusta cómo muestra a gente que lucha por los demás cuando no tendría por qué hacerlo. Gente que sabe que luchar es importante y se puede hacer de múltiples formas. Porque esto es una carrera de fondo. Una en la que ni siquiera sabemos si llegaremos al final.

Hay días en los que te levantas y piensas en eso. En si merece la pena el esfuerzo. Por eso no se puede ser un héroe solitario, sino que necesitas a los demás, para apoyarte cuando te cansas, o por si te caes, poder levantarte. Por eso importan las historias donde la gente es amable. Necesitamos historias de gente apoyándose entre ella y donde la gente no sea cínica. Necesitamos ficción que nos recuerde de vez en cuando que merece la pena el esfuerzo, porque un acto de bondad lleva a que se hagan otros. Porque ser amable es el verdadero punk.

Cómprame un café en ko-fi.com

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

7 comentarios
SrZakete
SrZakete 14/12/2019 a las 7:20 pm

Magnífico artículo, muchísimas gracias el texto.

Darkor_LF
Darkor_LF 16/12/2019 a las 12:08 pm

Esto me lo dices porque he puesto esa imagen de One Piece :p

Azka
Azka 14/12/2019 a las 8:09 pm

No me veis pero estoy de pie aplaudiendo muy fuerte T^T

Darkor_LF
Darkor_LF 16/12/2019 a las 12:08 pm

Muchas gracias :____

Meren Plath
Meren Plath 22/12/2019 a las 7:44 pm

Creo que es uno de tus mejores artículos, Darkor. Super completo e increíblemente bien escrito. Felicidades <3

Pauler
Pauler 23/12/2019 a las 5:17 pm

Qué bonito Darkor, me ha gustado un montón *___*

Laura
Laura 30/12/2019 a las 10:15 pm

Maravilloso <3

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: