Qué esperamos de 2020

Qué esperamos de 2020

Hemos cambiado de año y qué mejor forma de festejarlo que sacando la lista de deseos y pidiéndole cosas al año. Que los Reyes están a la vuelta de la esquina y lo mismo nos lo pueden traer, que este año hemos sidos unas buenas pugs. Así que con lápiz y papel, vamos a dejar por escrito qué queremos en 2020 y ojalá lleguemos a fin de año con todo tachado, que tampoco pedimos tanto *desenrollan un pergamino*.

Akusokozan

Algo que llevo años esperando y que por fin voy a ver en 2020 es el remake de Final Fantasy VII. A pesar de que no fue el primero de la saga que jugué, ni el que me parece que sea el mejor, Final Fantasy VII tiene un hueco muy especial en mi corazón y me muero de ganas de tenerlo en mis manos el próximo marzo. Su banda sonora me pone el vello de punta, y me lleva atrás en el tiempo; los personajes son tan cercanos a mí como un amigo de la infancia; y la historia, tan triste y centrada en sentimientos como la culpa, el pesar y el desazón, hace que me salten las lágrimas de cuando en cuando. 

Con Final Fantasy VII se han hecho muchas cosas, buenas y malas, que no siempre han gustado a muchos pero que han encantado a otros cuantos. El buque insignia de Square siempre sale a relucir cada vez que hay una entrega nueva. Se comparan títulos y personajes, como si Cloud fuera el mesías y los demás simples copias. Los números de Final Fantasy VII siempre han hablado por sí solos sobre lo popular que es el juego, y por ello merece todo el respeto. El anuncio del remake trajo alegría y muchas dudas, y el nivel de exigencia es muy alto. Los más nostálgicos piden fidelidad absoluta al original. Pero, amigos míos, esto es un remake, y no un remaster. Han pasado muchas generaciones de consola, los videojuegos ahora son distintos, y se juegan de distinta forma. El público es distinto también, y por mucho que nos queramos anclar en el pasado con ciertas cosas, como es el caso de este título, va a ser distinto, porque los tiempos son diferentes. 

Sea como sea, espero impaciente a reunirme con estos amigos de la infancia que tantas horas de entretenimiento me han dado. Aún no sé si me gustará el nuevo sistema de combate, o los cambios en el sistema de materias, o las tramas adicionales de la historia que se van a incluir. Pero eso es un problema para mi yo de 2020. 

Aonia Midnight

No soy una persona que esté atenta a los futuros lanzamientos. De hecho, lo más normal es que se me olvide qué juegos van a salir. Llámalo falta de tiempo y dinero, llámalo desinterés. La verdad es que cuando veo eventos como el E3 o los Nintendo Direct, pocas cosas me llaman la atención o, como poco, se me quedan. Quizás algún título consigue pasar el filtro y puedo decir “Qué buena pinta, cuando salga lo jugaré”, como los DLCs de The Elder Scrolls Online o títulos más concretos como Luigi’s Mansion 3 —adivinad quién no ha jugado aún a este último ni tiene intención de hacerlo hasta dentro de algún tiempo—, pero por norma se me acaban olvidando y, cuando son lanzados, me sorprendo y llaman mi atención como si nunca hubiera oído hablar de ellos. Ojo, esto no significa que no sean títulos que vayan a gustarme o que no me guste nada de lo que anuncian, de hecho, siento muchísima curiosidad por Cyberpunk 2077, Marvel’s Avengers —del que pude jugar una demo en la pasada Madrid Games Week— o Elden Ring. Es simplemente que, como sé que no los podré jugar hasta pasada (por mucho) la fecha del lanzamiento, no me dejo tentar, por decirlo de alguna manera.

Por ello, cuando el pasado E3 2019 vi las imágenes de Gods & Monsters me sorprendió lo muchísimo que llamó mi atención. Hasta tal punto que estoy deseando que salga para ver si puedo dedicarle tiempo (y dinero), si no de salida, al menos a corto plazo. Como poco, más pronto de lo que suelo. Quizás sea la estética, quizás sea que es de los creadores de Assassin’s Creed: Odyssey y quizás sea el factor mitos y Grecia, pero la cuestión es que tengo muchísimas ganas de jugarlo y, a ser posible, de disfrutarlo.

Gods & Monsters (Ubisfot)

Darkor_LF

No soy una persona que viva al día de las últimas novedades. Estas Navidades estoy terminándome Persona 5, a unos meses de que saquen su versión Royal con más cosas y localizada al castellano. Pero esta edición no es lo que vengo a pedir a 2020, sino otro contenido expandido: el DLC de Kingdom Hearts III. No sólo quiero que salga, sino que quiero que salga bien y decente. Que cierre de verdad al juego y complete todas esas cosas que le han faltado al juego principal ya que me pongo a pedir. En verdad me conformo con que por fin sepamos qué pasa, que Nomura deje de dar vueltas sobre la historia y se atreva a cerrarla de una vez. Que se termine este mareo y el jugar con mis sentimientos. Cosa que digo sacando dinero extra de la cartera para cogerme la versión cara del DLC sólo porque viene con Recuerdos Lejanos. Ya que me trago el orgullo, me lo trago bien.

Pero no sólo quiero darle mi dinero a Square con Kingdom Hearts, sino que también se los quiero dar con la novela de Final Fantasy XV. Una especie de compensación por la cancelación de los DLCs prometidos de Luna, Aranea y Noctis, que desaparecieron de golpe y sin avisar (dejaron el de Ardyn, que aún no he comprado). Aquí tendremos esas historias que no contaron y prometen ampliar el contenido del universo. Porque 2020 es un buen año para reabrir heridas y que me vuelva a poner blandita recordando lo guapos que son mis niños.

Para cerrar estas peticiones a Square Enix, también pido que el juego de Marvel’s Avengers no salga muy pocho, que no soportaría que el juego protagonizado por mi niña bonita e hija de todo el mundo fuera algo horrible de jugar. Kamala nunca lo haría, monstruos.

Nix

No os voy a mentir, principalmente lo que espero para este año son noticias. La noticia del remaster de la trilogía original de Mass Effect, por ejemplo, que por lo que sabemos ya están haciendo algo de Mass Effect y bueno, señores de EA, esto es dinero fácil, rápido, y os lo queremos tirar a la cara, dadnos el remaster, por Garrus. Aunque si nos diesen la noticia de uno nuevo, tampoco me iba a quejar.
La otra noticia, por supuesto, es sobre Dragon Age 4. Por lo que nos han dejado caer hasta ahora no va a salir este año, pero va siendo hora de que nos empiecen a soltar unas miguitas para saber qué pasa con todo el percal que había montado, conocer a nuestros futuros compañeros y que nos dejen ir viendo a quién vamos a romancear (a Varric).
Y como no solo de noticias vive una, también estoy esperando con la fuerza de mil soles el Animal Crossing: New Horizons. Lo único que le pido a 2020 es poder irme a una isla con un montón de vecinos cuchis, venderle hierba a Tom Nook, plantar arbolitos y pescar mucho, ¡y ya queda poquito para ello!
¿Y los demás juegos? Bueno, hay algunos que me interesan, como el de Dragon Ball Z: Kakarot o los Yakuza, pero la verdad es que de momento me parece que este año será bastante tranquilito con las salidas (al menos las de mi interés). Estoy completamente segura de que me voy a equivocar de forma estrepitosa.

Animal Crossing: New Horizons (Nintendo)

Ka’alshya

Al igual que le ha pasado a algunas compañeras, no soy una persona que espere con ganas la salida de los juegos porque generalmente cuestan un riñón y muchos de ellos salen primero para consolas. Pero el año que viene es distinto, el año que viene hay, al menos, un jueguico que espero con muchas ganas.

Y este juego es Animal Crossing: New Horizons. Sólo de pensar la cantidad de horas que echo a New Leaf en la 2DS hace que quiera el nuevo con muchísimas ganas. Es más, estoy esperando a ver si Nintendo saca una Switch bonita acompañando al juego para cogerlo todo en pack y desaparecer durante meses. Necesito pasear por mi isla paradisíaca mientras decoro la sombra debajo de un árbol con una tumbona y una sombrilla, me hago una casa preciosa y me fabrico la cama de mis sueños. Necesito un jueguico nuevo que me dé la paz interior de estar jugando sin ningún tipo de prisa.

También, al igual que mi compañera Ne, espero fuertemente el remaster de la trilogía de Mass Effect. Ella espera la noticia, yo directamente espero que EA nos lo tire a la cara para que podamos tirarle los dineros. Dadme a mi Drell sexy y de voz profunda en 4k, malditos.
Eso en cuanto a juegos; en cuanto a noticias, espero que también digan algo de Dragon Age 4; me gustaría que anunciasen otro remaster de The Legend Of Zelda: Oracle Of Ages+Oracle Of Seasons y, no sé, por soñar una tercera parte de las aventuras de Kyle, el protagonista de Hotel Dusk y The Last Window. SOÑAR ES GRATIS, NO ME JUZGUÉIS.

Rena

Tales of Symphonia (Namco, 2004)

Yo me repito más que un bocata de chorizo a las cuatro de la tarde. Lo que espero desesperadamente año tras año es un remake, que no un port de PS2 guarrindongo, del Tales of Symphonia. En la Switch, por supuesto. Pagaría con un dedo de mi mano si pudiera verles con el cel-shading que existe hoy día en la saga Tales of, tan bonito y detallado. ¿Volver a vivir la misma historia una y otra vez en mi consola portátil? Dalo por hecho que si quiero, madre mía. El corazoncito en un puño de sólo pensarlo. Que tienen una máquina tragaperras y el jefe final del juego salió como el más votado en Tales of the Rays. ¡Venga ya!
Si la pena es volver a hacer un juego… podríamos a hablar de hacer toda la compleja historia de los héroes de Kharlan… ¿no?

Os voy a dar coraje, pero es que una de las cosas que más está tocando mi venita morriñera es la de traer juegos antiguos. Me encantaría ver en mi Switch Paper Mario 1 y 2, Super Mario Sunshine qué queréis que os diga. La consola me parecerá una basura, su conectividad y su NO-modo de relacionarse entre amistades. Sus joycon rotos (ya van 2 veces que he enviado mis mandos y sigue fallándome el izquierdo) o mil cosas más que la hacen una mala consola. Pero la muy asquerosa sabe cómo enganchar a su público. Sabe lo que nos gusta y nos lo da… y no fallamos en comprar el jueguito de turno.
Gracias por nada y por tanto, Nintendo.

Ah. También sueño con Baten Kaitos de vuelta.

 

Tindriel

Vayamos por delante con una confesión: soy un poco ansiosa con los juegos. Normalmente sigo las conferencias de la E3 y similares con una libretita para ir apuntando todo lo que quiero. Y al final acaba siendo más larga que la lista de la compra de la cena de Navidad. Desde hace un par de años hasta tengo un Excel con título, desarrolladora y fecha prevista de salida, para que no se me pase nada. Luego, claro está, se me pasan la mitad de ellos, porque tengo el cerebro como un queso gruyer.

Pero en este campo desolado que es mi memoria hay 3 títulos que brillan como luces de neón en un escenario postapocalíptico. Dos que serán realidades, si nada falla, y otro que es más una promesa que otra cosa, en este momento.

No es la primera vez que declaro mi amor incondicional por Ori y sus aventuras, por lo que tengo grabada a fuego la fecha de salida de su nueva aventura, Ori and the Will of the Wisps: 11 de marzo de 2020. En esta ocasión descubriremos el mundo más allá del bosque de Nibel, conoceremos el verdadero destino del espíritu guardián más cuqui del universo conocido (y del desconocido también) y nos adentraremos en un juego preciosista en el que cada píxel está tratado con el mismo cariño con el que trato yo a mis gatos. Y eso es mucho. Pude probar una demo en la Madrid Games Week de 2018 y puedo decir sin vergüenza alguna que tuvieron que sacarme de allí a la fuerza. Si por mí hubiera sido, aún hoy seguiría enganchada al mando de la Xbox.

You are breathtaking!” se convirtió en el grito de guerra del pasado E3, generador de memes, tweets y momentos maravillosos como el de Keanu Reeves firmando un cartel que alguien había puesto en su jardín. El grito se oyó durante la presentación de Cyberpunk 2077 en la conferencia de Microsoft, cuando se reveló la participación de Reeves en el título de CD Projekt, que saldrá el 16 de abril de 2020. Será mi perfecto regalo de cumpleaños, sobre todo si consigo guardar algunos días de vacaciones para disfrutarlo como se debe. Y sí, soy consciente de que acabaré poniéndole muchas pegas y que habrá cosas que no me gusten lo más mínimo, pero confío en que acabará convirtiéndose en uno de mis imprescindibles para 2020.

El tercer título, como ya he dicho, es más un deseo y una promesa que una realidad. Hace mucho que no se habla de Beyond Good and Evil 2, y lo cierto es que se suponía que habría una beta a finales de este año, de la que por supuesto no hay noticias. Pero no desespero y pongo velas a los dioses gamers para que 2020 nos traiga, si no el juego completo, al menos un preview, una demo o una fecha tentativa para jugarlo. 

Y como no hay dos sin tres, ni tres sin cuatro, añadiré una bola extra a mi árbol navideño de deseos: The Last Of Us 2. Me muero de ganas de que llegue mayo para ponerme en la piel de Ellie. Y para escuchar el rechinar de dientes de los de siempre.

Ori and the Will of the Wips (Moon Studios)

¿Y qué esperáis vosotres para este año?

Cómprame un café en ko-fi.com

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

akusokozan
akusokozan @crisiscrisis_

Reina de la procastinación. Juego a cosas, escribo de cosas y leo sobre cosas. The Witcher 3 me absorbió el alma y desde entonces no he sido la misma.

Aonia Midnight
Aonia Midnight @AoniaMidnight

Curiosa, reflexiva y torpe // Palomitas y cerveza // Mi mente está llena de mundos en los que evadirme de la realidad // Nothing is true, the cake is a lie

Nix

I run on coffee, sarcasm and lipstick. Hace años le vendí mi alma a Bioware y me convirtieron en la Shadow Broker. Tengo un papelito que dice que soy N7, pero no quieren darme mi propia nave. Me gusta llevarle la contraria a la gente y por eso soy una Inquisidora enana y pelirroja.

Ka'alshya
Ka'alshya @Kaalshya

• Se pronuncia Kaeelshia • N7◢ • Lo mismo te escribo un relato corto, una novela que un fanfic y, además, te hago un jueguico. • Me gusta gritarle a todo, tengo una cobaya y soy fan de Mimikyu. • kaalslimon.carrd.co

Rena
Rena @bolverkr

Pasionaria del Tales of Symphonia. Sincorazón obsesionada con el número 11. hack//. You cannot oppose fate, so... Blame your fate! Creadora del Insolente Color Rosita.

Tindriel
Tindriel @Tindriel

Mi primer amor fue atrapar fantasmas con mi Commodore 64. Continuó aprendiendo mitología griega con los puzzles de Sierra y atrapando criminales junto a Sherlock Holmes. Pero supe que estaba perdidamente enamorada cuando preparé grog con ron, SCUMM y muchos ingredientes corrosivos. Azeroth es mi segundo hogar.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: