2016 está agotando sus últimos cartuchos. A escasas semanas del cierre del año, ya empezamos a encontrarnos por todo Internet listas interminables de lo mejor y lo peor que hemos jugado, visto y sentido en estos 365 días. En ellas entraremos para congratularnos con aquello que nos haya hecho disfrutar o para sacar nuestra bilis más abyecta con lo que estemos en contra. Pero si por algo recordaremos 2016 será precisamente por ser un año para olvidar en muchos sentidos, una transición a un futuro incierto que cada vez tiene menos de luminoso, sobre todo sin nuestra Princesa Leia, Carrie Fisher, para guiarnos por la oscuridad de la galaxia.  Seguir leyendo “Tres deseos para 2017”